miércoles, febrero 03, 2016

Conmigo no escatimaba

Conmigo no escatimaba su ternura, tenía un modo de acariciarme, de susurrarme pequeñas delicias mientras me besaba, que francamente yo salía de allí mareado de felicidad y por qué no decirlo, de deseo.

Mario Benedetti