lunes, agosto 03, 2015

Todos Somos Malos

Contradiciendo mi post anterior, y no, parto de la premisa que todos somos malos, en un punto de nuestras vidas, hemos hecho algún mal, lo ocultamos, y nadie, aparte de nosotros (o si hubiera alguna victima) lo sabe.
Internamente, además, deseamos hacer cosas, que en realidad no nos atrevemos, ya sea por no quebrantar la ley, o por temor a castigos divinos, pero no porque no lo deseemos.
Hay una película, que me encantó, tal vez porque no esperaba mucho de ella, cuando la renté, al ponerla en mi DVD apenas comenzó, ya la quería quitar, porque carece de efectos especiales, tiene la mas mínima escenografía y la locación es un escenario de teatro marcados los espacios con cinta, la actriz principal es Nicole Kidman, y la película trata exactamente sobre esto que estoy hablando, se llama DogVille, y trata de lo que estoy hablando, donde todos en un pueblo acceden a proteger a una asustada y necesitada mujer desconocida, a cambio de trabajos, trabajos, que, en un inicio no necesitaban y que con el paso del tiempo se vuelven indispensables para todos y como esta joven mujer era perseguida por la "justicia", termina siendo abusada por todos los habitantes, y nadie podría castigarlos porque nadie está enterado de su presencia fuera de ellos mismos.
No revelaré mas de la película, por si alguien quiere verla, la recomiendo ampliamente, pero este filme, siempre me dejó esa impresión, que el autor quería transmitir que todos somos malos por naturaleza, si podemos hacer algo y no habrá consecuencias, nadie se va a enterar, no habrá castigo alguno, sin duda, lo haremos.
Puedes conocer a la persona mas bondadosa del mundo, pero no sabes lo que sería capaz de no tener temor a Dios o a las autoridades o a consecuencias que afectaran su futuro.
¿o no?