jueves, mayo 28, 2015

Si supieras

Hace tiempo que no sé de ti, 
Hace tiempo que no sé muy bien 
Quien pintó de soledad 
Las paredes de mi habitación. 

¿Dónde estás, cielo? ¿Dónde estás? 
Pues te busco entre mi ayer. 
Pinto cada amanecer 
Con lágrimas sobre mi piel. 

Duele más que tu frialdad 
La pena de no saber de ti. 
Tengo sed de beber tu voz 
Aunque este muda de amor. 

Si supieras las noches que robo al olvido pensando en ti, 
Si supieras lo roto que me has dejado el corazón. 
Y a pesar de que duele, te juro que trato de estar sin ti. 
Como el mar, tus ojos serán donde naufragar. 

Soledad, dime dónde están esos ojos que robé 
Para en ellos navegar, pues en ellos encontré mi mar. 
Soledad, dime si es verdad que hay un sitio para mí 
Desde que ella me dejó, mi condena tengo que cumplir. 

Y otra vez he vuelto a perder 
Esa sonrisa al amanecer, 
Despertar oliendo su piel 
Antes de hacer el amor. 

Si supieras las noches que robo al olvido pensando en ti, 
Si supieras lo roto que me has dejado el corazón. 
Y a pesar de que duele, te juro que trato de estar sin ti. 
Como el mar, tus ojos serán donde naufragar. 

La piel que hoy habita en mí 
Está hecha de besos, está hecha de ti. 
Tu pelo me recordó 
Que existen sogas de amor. 

Y esta carta llega a su fin, 
Me despido, cuídate, 
Aunque te olvides de mí, no te olvides de vivir. 

Si supieras las noches que robo al olvido pensando en ti, 
Si supieras lo roto que me has dejado el corazón. 
Y a pesar de que duele, te juro que trato de estar sin ti. 
Como el mar, tus ojos serán donde naufragar. 

Si supieras las noches que robo al olvido pensando en ti, 
Si supieras lo roto que me has dejado el corazón. 
Y a pesar de que duele, te juro que trato de estar sin ti. 
¿Dónde estás?


Mago de Oz