martes, mayo 12, 2015

Abolición

Una vez abolida la divinidad, el gobierno se convierte en Dios.

G. K. Chesterton.