miércoles, marzo 04, 2015

¿Por qué no me gusta 50 sombras de Grey?

No, esta no es mi reseña sobre la película, ni específicamente sobre el libro, aunque obvio que es una crítica, la película no la he visto ¿la voy a ver? si, seguramente, pero no muero por hacerlo, leí el libro hace mas de un año, me lo presto una amiga, que al encantarme la lectura, le pregunté por ese libro que leía y del cual yo ni había oído hablar, cuando lo terminó, me lo facilitó y me ofreció prestarme las siguientes entregas, pero amablemente se las rechacé, porque, le dije, no me gustó.
Pero aun hoy que, está de moda por la película y han salido muchas fans del millonario, cada que me preguntan sigo diciendo que no me gustó, pero no sabía decir bien el porqué, porque si me gustan los libros eróticos, incluso aquí reseñé uno de BSDM, "La historia de O", que si me gustó, por el contexto, porque estaba muy claro lo que quería transmitir y no era una especie de "crossover" entre erotismo, BSDM y romanticismo, por lo tanto estaba claro que la protagonista sabía lo que hacía y a lo que se atenía.

Y creo que por eso mismo 50 Sombras no me gustó, porque a pesar de ser escrito por una mujer, predomina el machismo y hasta siento que lo exalta, y lo justifica; y aunque en "La historia de O" parece ser lo mismo, no lo es, ya que en aquella es mas enfocado a la sumisión, sin tener en cuenta el género. 

En ésta todo suena hermoso porque se habla de un millonario, joven, de muy buen ver y que parece estar perdidamente enamorado de la protagonista, pero, estoy seguro que si fuera cualquier hijo de vecino, quien te acosa, elige cuando y que debes comer, tus amistades, e incluso en que vehículo te debes mover (no hablemos de que te cambia el carro, sino tal vez que te imponga moverte en bicicleta porque le dan celos que alguien te vea en el transporte publico) tal vez no lo verían tan interesante, sino como a un tipo enfermizo y mal de la cabeza.

Además el plus hiper machista de la protagonista virgen, quien va a entregar "su tesoro mas preciado" al interesante héroe de la novela, tumbando años de lucha femenina contra ese mito de la virginidad como valor de la mujer, distorsiona la importancia del amor en una relación, de la confianza, de lo bello que es el sexo para una pareja de enamorados, donde el disfrute debe ser de ambos, respetando los gustos de cada quien y no imponiendo las formas de una de las partes, y ademas, con un contrato muy beneficioso para él.

Y ahí están las miles de seguidoras de la saga embelesadas con la historia erótico-romántica mas absurda jamás creada, es tan mala como cualquier película porno, donde también se distorsiona, no solo el amor, sino lo que es el sexo en la vida real.

Hoy no dudo que habrá muchas chicas queriendo encontrar su Christian Grey y lo único que van a conseguir será una buena dosis de moretones y malas experiencias.

Y con el tiempo probablemente terminen en el DIF o en casos extremos en un hospital o algo aun peor.

Y no, quienes me conocen saben que no soy moralista, no me espantó esta novela erótica, de hecho me da cierto gusto que las mujeres se atrevan a leer abiertamente, o a hablar públicamente de que leyeron el libro o vieron esta película, porque habla de que ya estamos madurando como sociedad respecto al sexo, que ya no es el tabú de los ochentas, donde estos temas eran del todo prohibidos para las mujeres y ellas mismas negaban el gusto por ellos, hoy se puede tocar el tema, y nadie se espanta, pero una cosa es que nadie se espante y otra que se tome como algo digno de imitar.

Con todo esto no digo que en pareja no se valga vendarse los ojos, amarrarse, morderse, darse unas cuantas nalgadas, usar juguetes, se vale y es muy erótico, y divertido, pero siempre deben estar de acuerdo los dos, y marcados muy bien los límites, para que sea sano.

Después de escribir esto ya sé porque no me gustó 50 Sombras de Grey, porque prefiero el romanticismo sobre el machismo, prefiero relaciones consensuadas sobre imposiciones y en realidad, prefiero un intercambio mutuo de placer, prefiero el amor sobre las relaciones interesadas. Por eso no es para mi.