Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2014

Con las alas en llamas

Este libro de Germán Renko que ha causado revuelo en Twitter, por su legión de fieles seguidoras, me llamó la atención por venir de nuevas fronteras, por llamarlo de alguna forma, un escritor que salta a la fama desde la red de los 144 caracteres, de los que conocemos como poetuiteros o sextuiteros, pero parece que sus trinos van más allá de 5 lectores (al parecer le gusta leer a Armando Fuentes Aguirre, que decía algo similar en sus columnas editoriales); y que además estaba ganando adeptos (así, en masculino). No sé como llegue a seguirlo, pero me agradó su estilo, provocativo y que endulza el oído (o la vista) de sus seguidoras, y a los varones nos trata con respeto y a la vez nos muestra maneras de llegar a nuestra amada; eso mismo plasma en su libro “Con las alas en llamas” repleto de frases para enamorar, historias de relaciones clandestinas, amores imposibles y momentos sexuales finamente llevados al papel, un libro que mantiene la atención del lector, a través de sus 13 kilóme…

¿Por qué Batman nunca sonríe?

Esto lo explica todo, sólo recuerdo haberlo visto reír en La broma mortal (The Killing Joke), bueno y en la estúpida interpretación de George Clooney, pero esa no cuenta:



El evangelio según Saramago

Después de mucho esperar, llegó a mis manos de una inesperada y afortunada forma un libro que quería leer desde hace mucho, desde que leí por primera vez a José Saramago, “El evangelio según Jesucristo”; libro que le valió el premio Nobel de literatura a este escritor portugués.
El primer libro que leí de él, fue un regalo, al igual que este, fue el de “El hombre duplicado” me llamó mucho la atención su estilo, y siempre creí que el libro del que hoy voy a hablar sería en un estilo diferente, dado que por algo le mereció el máximo honor literario, pero cuán equivocado estaba, parece ser que es la marca de la casa. Escrito en una prosa continúa sin signos de admiración, ni interrogación, apenas con comas y puntos, hace entendibles los diálogos que se leen acelerados o cortantes cuando uno no está acostumbrado a su estilo; sin embargo no deja que el lector se pierda y permite al lector dejarse arrastrar por su narrativa y comprender lo que quiere transmitir, en ocasiones interrumpido p…