viernes, mayo 19, 2006

Partido de ida de la Final de Clausura 2006 del futbol mexicano

Continuando con mi último post del día de ayer donde les relataba como me hice de un par de boletos:

 

Jueves 18 de Mayo de 2006.

18:59 h con algunos segundos, estoy ante el reloj checador esperando que marque las 7 para evitar alguna sanción de parte de la empresa si me salgo antes de la hora de trabajo.

19:00h por fin checo y salgo volando hacia el estadio, un día medí el tiempo mínimo que era capaz de hacer desde este rumbo hasta el estadio y en buenas condiciones lo hacia en 6 minutos, pero en esta ocasión tendría que tomar precauciones porque estaba lloviendo y la zona del estadio estaría llena de “mordelones”.

19:08h debería estar ya en la zona del estadio pero el tráfico se empezó a poner pesado y me quedé varado en el puente más alto de San Luis a cerca de 4 Km de mi destino.

19:20h por fin estaciono el carro, telefoneo a mi chava para ubicarla rápidamente, obviamente el carro se quedó como a un kilómetro del estadio porque ya estaba toda la zona podidamente atascada. Empiezo a correr y me doy cuenta de mi deplorable condición física, voy a empezar una rutina d ejercicios, obviamente hoy no.

19:25h Estoy a punto de tirar el bofe, el aire que respiro ya no lo aceptan mis pulmones, es demasiado denso, me doy cuenta que apenas avancé unos 250 metros, mejor camino aprisa en lugar de correr antes de que necesite oxigeno.

19:35h estoy por fin en las inmediaciones del estadio, gente va y viene y todos con algo alusivo al equipo de la ciudad, menos yo, dado que le voy a las chivas, pero en esta ocasión mi corazón está con el San Luis, pero si vuelvo a correr ni con ellos ni con nadie.

19:36h Otra llamada para ubicar nuevamente a la futura dueña de mis quincenas.

19:41h por fin la ubico y nos apresuramos a entrar, el acceso es rápido y eficiente, revisan los boletos, me tortea el poli encargado de “revisar” al personal y de haber intuido que a mi chava no la iban a revisar me traigo la cámara digital.

 

Ya después no tomé nota de la hora, pensé que el acceso iba a ser más difícil dado que se hablaba de boletos clonados, sobreventa, etc. Pero aparentemente hubo un control efectivo, a pesar de que antes de entrar me tope con varias personas ofreciéndome boletos. Aún así cuando entramos ya estaba lleno el estadio y seguía entrando afición.

Buscamos un lugar donde podríamos ver y nos toco en la fila P4 (“P” de parados, 4 de atrás de otras 3 filas de parados) atrás de la portería por donde salen los jugadores. Sin embargo empujando de a poco en poquito conseguimos llegar hasta la P1 y conseguir tener una visión de campo completo, la lluvia amenaza y afortunadamente mi chamaca compró impermeables de los de a 10 (bolsas de basura ingeniosamente recortados para usarse de capa en caso de lluvia) nos toca a un lado de la ambulancia por lo que nos sentimos tranquilos que en caso de que haya desmanes podamos ver pasar a los heridos ;)

Atrás de nosotros, siempre atentos, los guardianes de orden se están echando unas tortas y están atentos a todo incidente (en el terreno de juego obviamente), se acomoda a mi siniestra un tipo que de salva sea la parte sustrae una bolsita con alguna bebida fermentada para disfrutar a tono el partido y no deja de quejarse “No vale v..ga, esta mejor el estadio Jalisco” sinceramente creo que en su vida ha ido al estadio  Jalisco, pero está molesto porque le tocó parado, sin embargo con una coca y su bolsita “horneada” es feliz y se calla después de que los polipreventivos deciden ver el juego exactamente atrás de su persona.

A mi derecha esta un grupo de huastecos que aparentemente se vinieron sin permiso de sus esposas y para contentarlas se están haciendo de una buena colección de vasos de “chela” para llevarles de recuerdo, al fin que si compran dobles los vasos no son exactamente deshechables.

 

El juego empieza y hay poco que contar al respecto, estuvo desangelado ante la falta del gol, pero la afición no dejo ni un minuto de apoyar al equipo de casa, decenas de mantas y carteles de repudio a TV AZTECA, Jose Ramón Fernandez y demás empresas de TV AZTECA, hubo uno que me gusto: “Arias al Real Madrid, Reyna al Barcelona y Jose Ramón Fernandez a chingar a su madre”.

No falto el grito de “ahí va el agua” pa los de adelante que se paraban en cada jugada cercana a la portería que nos quedaba mas cerca y no dejaban ver nada, hasta que uno de los huastecos se las cumplió y les aventó el resto de su cerveza, por lo que los reclamos para los “azules” de que se lo llevara no se hicieron esperar por los afectados, pero los representantes de la ley se hicieron de la vista gorda dado que cuando la raza se paraba ellos tampoco veían el juego, se calmó el huasteco y la raza ya no se paraba tanto ya que la amenaza iba de que a la próxima no es cerveza.

 

Bueno solo me resta esperar el juego del domingo para saber quien será el campeón, estaba considerando ir a Pachuca a ver en vivo la gran final, pero mi economía actualmente no lo soporta, así que mejor lo veré en la tranquilidad de mi hogar y con algo que alimente el alíen que habita en mi intestino.