viernes, mayo 05, 2006

De Pederastas y corruptos

Hoy me permito transcribir el siguiente correo que recibí hoy sobre el caso del “gober precioso”  y su afamado amigo pederasta, donde lo acusan también a él de ser pederasta, no sé que tan cierto sea, pero lo que si sé es que como sociedad no debemos perdonar ni permitir éste tipo de bajezas contra los inocentes niño y niñas, sin más lo transcribo tal cual:

 

"Un pederasta es un desgraciado y degenerado sexual, abusador de menores quien, para que los niños guarden el secreto, se gana su confianza con atenciones y afectos, o bien, los llena de miedos y amenazas"


"¡Ya! Ni que fuera para tanto. No hicimos nada que tú no quisieras.¡Ya!,deja de lloriquear y toma un juguete de los que hay en el otro cuarto. Toma el que tú quieras.
¡Mejor toma dos y ven para que sigamos jugando"!

Así le decía Jean Succar Kuri a una niña de 8 años de edad que, encogida en posición fetal, lloraba después de comprobar que el  pederasta no la había invitado a su  departamento sólo a nadar en la alberca y a jugar con muchos juguetes.

Este, como muchos, es el testimonio de Mary, ahora de 12 años de edad, que pasó dos años "al servicio" de Succar Kuri y "sus compadres", extraído del libro "Los Demonios del Edén", de Lydia Cacho.

La palabra pederasta nos suena lejana, rara y misteriosa; pero describe lo más vil, lo más bajo de lo bajo que puede hacer un ser humano.

"Un pederasta es un desgraciado y degenerado sexual, abusador de menores quien, para que los niños guarden el secreto, se
gana su confianza con atenciones y afectos, o bien, los llena de miedos y amenazas"
Describe Cacho, Estamos hablando de criaturas inocentes que son forzadas y humilladas, que llevan en su cuerpo severas lesiones físicas y mentales que afectarán por completo su desarrollo y su vida.

De acuerdo con Lydia Cacho y la PGR, la "botella bellísima" no es cognag, es una clave que utilizan los pederastas para referirse a una niña, así como la palabra "pomo" para referirse a un niño.
o sea, que los mugrosos de Nacif y Marín se referían a NIÑAS, no a COGNAG en botella, que ingenuos somos a veces los seres humanos. Estos perros degenerados no tienen perdón de Dios. ¿Creíamos conocer lo más bajo del subsuelo? Pues no; la sorpresa, la indignación y el horror que causa leer el trabajo de esta valiente periodista y saber que la pederastia
se practica entre políticos y hombres de poder, rodeados de cómplices directos o indirectos, es indignante.
¡Sólo esta basura nos faltaba!
Los medios nos hemos concentrado en la obligada renuncia del cínico Mario Marín, la exhaustiva investigación que se le debe hacer a José Kamel Nacif, "el héroe", o en que si grabar conversaciones es ilegal, sin embargo, no perdamos el centro del verdadero problema que se revela: la pederastia.
Ésta es una moderna forma de esclavitud que incluye a niños y niñas desde los 5 años de edad. Un sector organizado con redes perfectamente estructuradas, campañas de publicidad, cuentas bancarias y atractivos folletos y que, en realidad, constituye una industria que implica fraude, secuestro, esclavitud, perversión, contrabando, soborno y corrupción a diversos niveles que pisotea lo más sagrado. Aunque es difícil establecer cifras exactas, UNICEF calcula que, en México, 16 mil niñas, niños y adolescentes son víctimas de la explotación sexual (prostitución, pornografía, turismo sexual y tráfico de menores con fines sexuales). Sin embargo, María Rubio de Hendricks, ex directora del DIF Quintana Roo, afirma que la red de prostitución infantil que encabeza Jean Succar Kuri es de 18 mil menores de edad, la segunda en importancia, ya que la primera la ocupa una red en Tijuana con 250 mil menores de edad.

Ya se destapó la cloaca. Ante esto,
como sociedad no podemos ser indiferentes, quedarnos callados, ni dejar que este terrible caso en
el que conocimos cómo se le pagan a mi gober precioso sus favores, tapaderas y arbitrariedades, así como la prepotencia y las turbias complicidades del poder, quede en el olvido y se esfume tras las campañas
electorales o noticias de otro tipo. Porque, de hacerlo, nos estaríamos convirtiendo automáticamente en cómplices. Como por omisión lo hacen los medios, no te calles, divulga este mail lo más que puedas, a ver si se logra hacer algo con estos asquerosos y repugnantes pederastas y sus complices.

"La vida es peligrosa, no por los hombres que hacen el mal. Si no por los que se sientan a ver lo que pasa"

- Albert Einstein