sábado, febrero 25, 2006

Tonterías

Nadie está exento de decir una tontería. La desgracia consiste en decirla con solemnidad.

 

Montaigne