miércoles, febrero 22, 2006

Anécdota

En este mundo de la informática y en un país como México los que trabajamos en soporte técnico a los equipos de cómputo nos topamos con cada personaje que es digno de mencionar en un lugar como éste, son anécdotas dignas de un libro completo plagado de “curiosidades” que nos ocurren, para muestra basta un botón:

 

Corría el año 2000 en la cd de México, D.F. capital de éste bello país, recién había instalado la red de una sucursal de la empresa para la que laboraba y estaba haciendo pruebas con un programa para dar soporte remoto llamado PC Anhywhere de Symantec, cuando me llamó mi primer “cliente” de dicha sucursal:

-          Tengo un problema no puedo ver el servidor

-          Muy bien permíteme –le dije mientras me preparaba para mi primer prueba “Real”, pero resulta que no funcionó, así que le pedí a mi “cliente” que verificara el cable de red que estuviera conectado en ambos extremos cosa que hizo y resultó que si estaban conectados ambos extremos, mi primer creencia era que la red estaba inhabilitada así que le dije:

-          Por favor busca en tu escritorio dos computadoras chiquitas –a manera de hacerme mas entendible dado que era un usuario con casi nada de experiencia (obviamente me refería al icono que representa la red)

-          No las veo

-          Deben estar por en medio –le dije y deben decir “Entorno de Red

-          Pues no las encuentro –me contestó

-          Mira son 2 y están como conectadas por un tubo –y me contestó de la siguiente forma:

-          Ya no creo que estén en mi escritorio porque tan pronto acabaron ustedes de configurar todas las máquinas yo limpié muy bien y solo tengo papeles encima, además que tiene eso que ver con que mi máquina no vea el servidor?????

 

:S

 

Sobra decir que efectivamente estaba inhabilitada la red, solo se habilitó y pude conectarme a su equipo.

 

En fin, gajes del oficio, solo atiné a carcajearme cosa que la molestó mucho ya que además tenía la cualidad de ser la hermana de la dueña.

De ahí en adelante saqué por conclusión que no debía hablarles a los usuarios con términos a mi parecer “entendibles” para los que no son muy metidos en esta onda, y ahora procuro ser más específico con términos un poco más técnicos (al menos para que sepan que me refiero a algo que hay en su computadora)

 

Posteriormente contaré más de  estas pequeñas anécdotas que me ocurren en esta profesión.